Archivo de etiquetas: Edu Lopez

La Finca Salamanca está ubicada en el Valle de Güimar, un maravilloso lugar donde celebrar una boda. Me encanta ir a esta finca porque es muy agradable trabajar allí, suele haber un clima estupendo y es una zona muy tranquila. La wedding planner, Violeta, es un encanto y lo hace todo muy fácil. Gracias a M + N por llamarme para documentar este precioso día.


Ver todo el post »

Nunca antes había hecho un reportaje de boda en el Hotel San Blas de Tenerife. Lo cierto es que me encantó el hotel, el lugar donde se lleva a cabo la ceremonia e incluso la estética del lugar donde se desarrolla el banquete. Con una decoración bonita de una wedding planner famosa éste lugar podría llegar a ser una verdadera pasada. Los túneles que conectan la parte de las habitaciones del hotel San Blas con la zona de la ceremonia y la playa son verdaderamente mágicos. Incluso para hacer un editorial de boda diferente e inspirador.

La paleta de colores del hotel es realmente fantástica para el tipo de fotografía que me gusta hacer. Tonos suaves y mucha luz. Además tener el mar tan cerca es sencillamente maravilloso, tanto para hacer la parte de los retratos como para simplemente relajarte mirándolo. La luz del atardecer es muy bonita y el lugar por donde se marcha el sol en verano es perfecto, justo en la espalda de los invitados durante la ceremonia. Lo cierto es que nos sentimos muy cómodos trabajando con Mariola, la organizadora de eventos del Hotel. Una persona cercana, amable y muy atenta a nuestras necesidades. ¡Espero que te guste el reportaje!


Ver todo el post »

A mitad de 2017 recibí un email en el que la dirección de DBlanco Magazine, la revista de bodas más importante de Canarias, me comunicaba que contaban conmigo para hacer las fotografías editoriales de su gran número de 2017. Obviamente acepté inmediatamente. Cuando una revista de este nivel te da la oportunidad de realizar un editorial de este tipo solo cabe una respuesta. Mucho más si tenemos en cuenta que la tirada superaba los 5.000 ejemplares y se repartiría en la feria de bodas más importante del año además de en otros muchos puntos de venta.

La elección del fotógrafo para el número que saldría en Feboda 2017, estaba directamente relacionada con la dirección creativa del editorial y la idea original a cargo de Eclaire que también se encargó de la papelería, la organización y la decoración. Una ceremonia rural con sillas de El Locero, en un precioso prado seco rodeado por vegetación verde y un maravilloso cielo azul.  Tartas de Priscake 2.0, flores del Rincón Floral y Anillo de novia de Joyería Adeley. Todo en perfecta armonía, bien pensado, perfectamente ejecutado.

Mi idea inicial era trabajar con una modelo rubia, sin embargo cuando se propuso a Ambar Carrasco de la agencia Pop House cambié de idea. Ya había trabajado con ella y sabía que vestida de Marco & María  y maquillada y peinada por Alicia Pérez estaría preciosa.

Esperamos hasta que el sol se colocara en la posición perfecta para conseguir los tonos suaves que tanto queríamos. Cuando llegó el momento hicimos todas las fotografías del editorial en menos de una hora. Así funcionan estas sesiones de fotos, muchísimas personas trabajando durante semanas e incluso meses para que se capture con una cámara de fotos en muy poco tiempo.

Me siento muy orgulloso del trabajo que realizó cada una de las personas que participaron en este precioso editorial de boda. En algún momento sentí el peso de la responsabilidad de plasmar todo ese gran trabajo en imágenes que verían miles y miles de chicas y chicos. Afortunadamente todo quedó precioso y el resultado no puede gustarme más. Y a ti, ¿te ha gustado?

Ver todo el post »

Me apasiona la fotografía editorial, crear imágenes sin las limitaciones de tiempo que impone el ritmo frenético de una boda es una sensación maravillosa. Un trabajo editorial se lleva a cabo con la idea de generar una propuesta creativa que nace del consenso entre muchas partes. Normalmente la figura del director creativo desarrolla un concepto, una idea. A partir de ahí entra en juego el proceso de producir la sesión de fotos. Localización, trajes, complementos, modelo, maquillaje, peluquería, decoración, fotografía, iluminación, edición digital, making of… La lista de colaboradores puede ser larguísima. La mayoría de las veces es un verdadero placer realizar una sesión de fotos de inspiración. Sin embargo, no debemos restarle mérito a la figura que organiza, gestiona y pone en contacto a todas las partes. Sin un perfil especializado en este campo, la sesión se puede convertir en una verdadera pesadilla. Afortunadamente suelo rodearme de verdaderos especialistas en su campo, profesionales que desarrollan su actividad de una forma ejemplar, que saben perfectamente cómo hacer su trabajo y convierten una sesión de fotos de inspiración en casi un juego en el que participan muchas personas y empresas.

Decidí realizar esta sesión de fotos porque fui invitado a exponer en la feria de bodas que se desarrolló el pasado sábado 11 de noviembre en La Laguna Gran Hotel (Calle Nava y Grimon, 18, La Laguna). La primera impresión que tuve del hotel fue muy positiva. Caminaba por la calle Nava y Grimón acercándome al hotel cuando vi su fachada y quedé fascinado con esa tonalidad y el aspecto clásico de la misma. Muy acorde al lugar donde se encuentra situado. Entré en el hotel y la primera estancia me dejó fascinado. La decoración con sofás y sillones de terciopelo y esas lámparas tan diferentes colgando de una estructura acristalada que permite la entrada de tanta luz natural me dejó enamorado. La cafetería es maravillosa para tomar algo mientras mantienes una charla agradable en un día lluvioso. El resto del hotel es moderno, los salones amplios y las zonas comunes muy bien diseñadas. Ojalá algún día tenga la posibilidad de realizar una boda en una localización tan especial como esta.

Ver todo el post »

La mayoría de mis reportajes de boda se desarrollan en Canarias. Sin embargo, cada cierto tiempo viajo para realizar algún trabajo fuera de mis queridas islas. En esta ocasión he viajado a Asturias. Ser fotógrafo de bodas en Asturias es una gozada.

En estas tierras se han rodado muchísimas películas y no me extraña. Las playas son impresionantes, la vegetación abundante ¡y llega casi hasta el mar!. Hemos estado en la Playa de Arenas de Torimbia, Niembro donde se rodó El Abuelo, de Fernando Fernán Gómez. En la playa de Andrín, Llanes, se rodó El Orfanato de JA Bayona. Y podría seguir con una amplia lista de localizaciones que se eligieron para fantásticas películas porque el norte de España es un plató gigante para el séptimo arte.


Ver todo el post »